¿Qué es un embudo de ventas y cuáles son sus etapas?

01 / 09 / 2023
Comparte

El embudo de ventas es una herramienta altamente empleada en el departamento de marketing. Gracias a la perspectiva visual que aporta, se consigue una mejor comprensión y optimización del proceso de adquisición de clientes. 

Si quieres aprovechar los beneficios de esta herramienta, ¡sigue leyendo este artículo!

¿Qué es un embudo de ventas?

El embudo de ventas, también conocido como embudo de marketing, es una representación gráfica de los pasos que da un cliente desde que se encuentra con un producto o servicio, hasta que finalmente lo compra o lo contrata. 

Este embudo se divide en 5 etapas, las cuales se analizan y, a partir de este estudio, se crean diferentes estrategias para que el cliente vaya pasando de una a otra, hasta llegar a la adquisición final. 

El funnel se divide en las siguientes etapas:

  1. Conciencia
  2. Interés
  3. Consideración
  4. Intención 
  5. Acción
  6. Fidelización

A continuación, veremos en detalle cada una de ellas y cuáles son las mejores tácticas a llevar a cabo en cada fase.

embudo de ventas

Primera etapa: Conciencia

En esta fase, los clientes potenciales se dan cuenta de la existencia de tu producto o servicio. Pueden haber encontrado tu marca a través de anuncios en línea, redes sociales, motores de búsqueda u otras fuentes de marketing. El objetivo principal aquí es captar la atención del público y generar un reconocimiento inicial de tu oferta.

Por lo tanto, las estrategias más apropiadas para esta fase pueden ser:

  1. Publicidad online
  2. Creación de una estrategia de marketing de contenidos en blogs, vídeos y redes sociales. 
  3. Participación en eventos y ferias comerciales

Segunda etapa: Interés

Una vez que los clientes potenciales son conscientes de tu producto, comienzan a investigar más. Aquí es donde buscan información adicional para comprender mejor lo que ofreces. Pueden explorar tu sitio web, leer blogs, ver videos explicativos y comparar tus productos con alternativas en el mercado. El objetivo es mantener su interés y proporcionar contenido valioso que les ayude a tomar decisiones informadas.

Para los consumidores que se encuentran en esta etapa, podemos:

  1. Crear contenido educativo que resuelva problemas y preguntas.
  2. Desarrollo de estudios de casos y testimonios para mostrar cómo el producto o servicio ha ayudado a otros.
  3. Webinars y seminarios en línea para profundizar en temas relevantes y demostrar experiencia.

Tercera etapa: Consideración

En esta etapa, los usuarios se sumergen más profundamente en la evaluación de tu oferta. Comienzan a comparar características, precios y beneficios. Pueden suscribirse a boletines informativos o solicitar demostraciones. Tu objetivo es destacar los aspectos únicos de tu producto y demostrar cómo aborda específicamente sus necesidades.

En esta parte, te recomendamos:

  1. Crear contenido de calidad que resalte los beneficios únicos de tu producto o servicio.
  2. Ofrecer pruebas gratuitas para que los usuarios puedan experimentar lo que ofreces.

Cuarta etapa: Intención

Los usuarios se encuentran en un estado más avanzado, por lo que su intención de compra se vuelve más sólida. Pueden agregar productos a sus carritos de compra, registrarse para pruebas gratuitas o consultar precios con más detalle. Aquí es donde comienzan a tomar medidas que indican su deseo real de adquirir tu producto. Es importante facilitar el proceso de conversión en esta etapa y resolver cualquier inquietud que puedan tener. 

¿Cómo optimizar esta etapa?

  • Puedes crear recordatorios de carrito abandonado para persuadir a los usuarios.
  • Ofrecer descuentos o promociones especiales para incentivar la compra inmediata.
  • Mostrar reseñas y testimonios de clientes satisfechos. 

Quinta etapa: Acción

En esta etapa final, los clientes potenciales se convierten en compradores. Realizan la compra, ya sea en línea o fuera de línea, y completan el proceso de transacción. 

Para optimizar esta parte, debes:

  • Establecer un proceso de compra sencillo y fácil de entender.
  • Aportar diferentes opciones de pago seguras y variadas.
  • Garantizar una confirmación de compra y un seguimiento del envío.

Sexta etapa: Fidelización

Aunque no siempre se incluye esta etapa, nosotros creemos que es esencial. El objetivo es mantener y fortalecer la relación con el cliente, dándole motivos para seguir comprando nuestros productos o servicios.

Para fidelizar a tu cliente, puedes:

  1. Brindar un excelente servicio postventa, respondiendo a sus posibles consultas o problemas. 
  2. Utilizar la información que has recopilado para ofrecer ofertas y recomendaciones personalizadas.
  3. Solicitar comentarios y opiniones.

Como ves, no todos los clientes potenciales son iguales ni se encuentran en la misma fase de decisión de compra, por lo que lo ideal es ajustar nuestra estrategia a sus deseos y necesidades. En definitiva, el embudo de ventas es una forma fantástica de representar este proceso visualmente.

Si te ha gustado este artículo, no dudes en visitar nuestro blog para leer sobre temáticas relacionadas.

También te puede interesar
¿Qué es un elevator pitch y cómo hacerlo correctamente?

El elevator pitch es una herramienta muy valiosa a la hora de lanzar un nuevo producto o servicio. Aquí encontrarás las claves para hacerlo de la manera adecuada.

16 / 06 / 2023
Omnicanalidad: el futuro de la comunicación con tus clientes

La omnicanalidad puede ser lo que tu empresa necesite para afianzar las relaciones con tus clientes. En este blog descubrirás como implementar esta estregia y cuáles son sus beneficios.

21 / 12 / 2022
Herramientas de Google: ¿Cuáles son las más utilizadas?

Entra y conoce todo sobre las herramientas de Google, cuáles son las más utilizadas en la actualidad, y sus utilidades. Sácales partido en tu día a día para mejorar tu productividad.

13 / 08 / 2021